Las 10 más populares del día

31 jul. 2011

Señorita


Intérprete: Estrella Morente
Título: Señorita
Autores: Rafael de León / Juan Solano
Disco: El barbero de Picasso
Año: 2011



Lleva ya casi un siglo
con un nombre en la boca,
y jamás lo pronuncia
delante de la gente.

Es el nombre de un hombre
que bordó como loca,
en sábanas de hilo,
apasionadamente.


Cuando llega la noche,
su pesar desemboca
en canción sin palabras,
amarilla y doliente.

Y en el mar del espejo
su sonrisa retoca,
por si acaso, aquel hombre,
volviera de repente.

Señorita,
la dicen el juez y el escribano,
que conocen sus años
y su pena infinita.

Señorita,
el muchacho, el niño y el anciano,
cuando vuelve del rezo
o sale de visita.

Y al mirar sin anillo
la nieve de su mano,
el pueblo soberano,
la llama señorita.

Señorita, señorita, señorita…
¡Señorita!

Señorita,
le dice la gente maliciosa,
al notar su pintura,
demacrada y marchita.

Señorita,
el cartero al verla ruborosa,
preguntar por la carta
que tanto necesita.

Y ella sola al mirarse
tan triste y ojerosa,
con rabia dolorosa,
se llama señorita.

Señorita, señorita, señorita…
¡Señorita!

(Tengo yo mi corazón,
más fuerte que la columna
del templo de Salomón.

Llévame al río,
a coger camarones con el vestido.)

Web de Estrella Morente




26 jul. 2011

A ver los barcos venir


Intérprete:
Carlos Cano
Título:
A ver los barcos venir
Autor:
Carlos Cano
Disco:
El gallo de Morón
Año:
1981



Aguadulce, pueblo en ferias,
en la solapa un clavel
cordobés en la cabeza,
y cómo duelen los pies.

Vengan palmas y sevillanas,
que mañana Dios dará:

Y a ver los barcos venir,
y a ver los barcos venir...
¡Y a ver los barcos pasar!

Y a ver los barcos venir,
y a ver los barcos venir...
¡Y a ver los barcos pasar!

Ya han regresado de tierra extraña.
¡Menudas ferias vamos a pasar!
Que este verano, se han contratado
en la caseta municipal,

bailes y orquestas, grandes artistas,
de las penitas mejor ni hablar.

Se acabó las vacaciones
y la gente en los vagones,
a aprender idiomas van.

Se acabó las vacaciones
y la gente en los vagones,
a aprender idiomas van.

¡Vamos niños, pipas, globos
y puritos p'al papá!
No sus hagáis los longuis
y comprarle al tito Juan.

Venga alegría y jarana,
que mañana Dios dará:

Y a ver los barcos venir,
y a ver los barcos venir...
¡Y a ver los barcos pasar!

Y a ver los barcos venir,
y a ver los barcos venir...
¡Y a ver los barcos pasar!

Ya han regresado de tierra extraña.
¡Menudas ferias vamos a pasar!
Que este verano, se han contratado
en la caseta municipal,

bailes y orquestas, grandes artistas,
de las penitas mejor ni hablar.

Se acabó las vacaciones
y la gente en los vagones,
a aprender idiomas van.

Web de Carlos Cano
Video de Carlos Cano cantando "A ver los barcos venir"


21 jul. 2011

La niña de fuego


Intérprete: Miguel Poveda
Título: La niña de fuego
Autores: Antonio Quintero / Rafael de León / Manuel López-Quiroga
Disco: Suena flamenco
Año: 1999



La luna te besa tus lágrimas puras,
como una promesa de buena ventura.

La niña de fuego te llama la gente
y te están dejando que mueras de sed.

¡Ay, niña de fuego! ¡Ay, niña de fuego!

Dentro de mi alma yo tengo una fuente,
para que tu culpa se incline a beber.

¡Ay, niña de fuego! ¡Mi niña de fuego!

Mujer que llora y padece,
te ofrezco la salvación...
¡Te ofrezco la salvación!

Y el cariño ciego.
Soy un hombre bueno
que te compadece.

Anda, quedate conmigo...
¡Ay, niña de fuego!

Web de Miguel Poveda
Video de Miguel Poveda cantado "La niña de fuego"


19 jul. 2011

Te camelo


Intérprete: Buika
Título: Te camelo
Autores: Genaro Monreal Lacosta / Francisco Muñoz Acosta
Disco: Mi niña Lola
Año: 2006



Era Mari Carmen
gitanita pura, de tez bronceá.
Más que una mocita,
era una escultura de oscuro metal.

Su mata de pelo, igual que la endrina,
llevaba en dos tiempos prendida una flor,
y era la gitana más guapa y mas fina,
que al liezo ha llevado aquel gran pintor.

Y cuando su imagen la gente admiraba,
el pobre gitano así le cantaba.

Mari Carmen, te camelo,
porque tú eres la clavellina
que desde la tierra al cielo,
tó lo trasmina... ¡Tó lo trasmina!

De tus palabritas nacen claveles.
Mari Carmen... ¡Déjame que yo te camele!

Cuando fue famosa,
despreció al gitano y lo abandonó,
y aunque la fortuna tuvo entre sus manos,
de ná le valió.

Que al verse tan lejos de quien la quería,
no halló en el dinero la felicidad,
y al ir por el mundo perdió su alegría,
como aquellas flores que son trasplantás.

Y viendo el retrato que el mundo admiraba,
el pobre gitano, así, con duquelas, le cantaba.

Mari Carmen, te camelo,
porque tú eres la clavellina
que desde la tierra al cielo,
tó lo trasmina... ¡To lo trasmina!

De tus palabritas nacen claveles.
Mari Carmen... ¡Déjame que yo te camele!

A jazmines y rosas tu cuerpo huele.
Afriquita... ¡Déjame que yo te camele!


Web de Buika
Video de Buika cantando "Te camelo"


17 jul. 2011

A Caracol y Valderrama


Intérprete: Diana Navarro
Título: A Caracol y Valderrama
Autor: Popular
Disco: Camino verde
Año: 2008



Había llorado,
porque nunca yo había llorado,
de temple doblen mi pecho.

¡Ay! Porque yo nunca había llorado,
y ahora lloro, lloro como un niño,
porque no tengo a mi lado,
a quien quiero con grandes cariños.

La nieve por tu cara pasa diciendo:
Donde yo no hago falta, no me entretengo.

Porque la nieve,
donde no hace falta, no se entretiene.

Web de Diana Navarro

16 jul. 2011

Las mil calorías


Intérprete: Martirio
Título: Las mil calorías
Autores: Maribel Quiñones / Raúl Rodríguez
Disco: 25 años en directo
Año: 2009



Yo empiezo el día con las mil calorías.

Mira, yo empiezo el día con las mil calorías,
y a eso de media mañana,
va y me entra una flojera, Don Manuel,
que me tengo que sentá.

Y me voy pa’ la nevera, y qué apuro,
lo que haya me lo como seguro,
y me dan unos ardores,
y me entran unas calores, Don Manuel,
que es que me tengo que acostá.

Y yo quisiera, como lo pienso lo digo, te lo juro,
lo que yo quisiera,
es volverme invisible, Don Manuel,
que nadie me viera.

Paseando por la calle el otro día
me encontré con una amiga mía.

Paseando por la calle el otro día
me encontré con una amiga mía.
Y estaba, de verdad,
que yo no me lo creía,
se había quedao encanijá.

Se había quedao encanijá.
Yo no sé cómo puede, te lo juro,
ni lo sé ni lo quise preguntar.
Cómo se puede vivir, Don Manuel,
sin comé de ná de ná.

Suerte que tiene, ah, ah, ah…
como lo pienso lo digo, te lo juro,
hay que ver qué suerte tiene,
porque el aire a mí me engorda, Don Manuel,
y el vino no me conviene.

Me dicen La Gordi… ¡Y a mí que no me digan eh!

Mira, me dicen La Gordi. ¡Y a mí que no me digan!
Total, yo por arriba no,
yo por arriba no,
yo lo que tengo es un poquito de barriga.

Yo lo que tengo es barriga,
pero eso se pierde en un rato,
que yo no estoy como otras, Don Manuel,
¡Que se les caen las carnes por los zapatos!

Porque yo nunca fui,
como lo pienso lo digo, te lo juro,
un carro carne,
Mi hermana sí que era gorda, Don Manuel.
¡Mi hermana Carmen!

Y no paso hambre, mira, yo voy a Don Manuel.

Y no paso hambre, yo voy a Don Manuel,
y estoy contenta con él,
porque me trata mu’ bien
y me deja comé y no paso hambre.

Y no paso hambre.
Tiene paciencia conmigo,
él me pone unas ampollas,
Don Manuel, muchas gracias,
mire usté, ma convencío.

Ma convencío, te lo juro, que ma convencío,
y yo sigo con el plan,
lo malo es que, además de las pastillas,
dice que tengo que andar.

Web de Martirio
Video de Martirio Cantando “Las mil calorías”

15 jul. 2011

Rocío


Intérprete: María Dolores Pradera
Título: Rocío
Autores: Rafael de León / Manuel López-Quiroga
Disco: A Carlos Cano
Año: 2001



De Sevilla un patio salpicao de flores
y una fuente en medio con un surtidor,
rosas y claveles de tos los colores,
que no lo soñara mejor que un pintor.

Tras de la cancela de hierro forjao,
hay una mocita de tez bronceá,
y juntito a ella, moreno y plantao,
un mozo encendío que hablándole está.

La luna rosa de plata,
bañó el patio con su luz,
muy cerquita de su novia,
dijo el mocito andaluz.

Rocío. ¡Ay, mi Rocío!
Manojito de claveles,
capullito florecío,
de pensar en tus quereres
voy a perder el sentío,
porque te quiero mi vía,
como nadie te ha querío.
Rocío. ¡Ay, mi Rocío!

Ahora es otro el patio salpicao de rosas,
patio de la Monjas de la Cariá,
donde hasta la fuente llora silenciosa
la canción amarga de su soledad.

Regando las flores, hay una monjita,
que como ellas tiene carita de flor,
y que se parece a aquella mocita
que tras la cancela le hablaba de amor.

La luna rosa de plata,
el patio bañao de luz,
mas ya no suena la copla
de aquel mocito andaluz.

Rocío. ¡Ay, mi Rocío!
Manojito de claveles,
capullito florecío,
de pensar en tus quereres
voy a perder el sentío,
porque te quiero mi vía,
como nadie te ha querío.
Rocío. ¡Ay, mi Rocío!


Web de María Dolores Pradera

14 jul. 2011

¿Quién tiene la culpa?


Intérprete: Antonio Cortés
Título: ¿Quién tiene la culpa?
Autores: Francisco Marta / Pascual Saavedra
Disco: Lo que a mí me está pasando
Año: 2010



¿Quién tiene la culpa
de haberte querido?
¿Quién tuvo la culpa
de nuestro querer?

¿Si fueron tus ojos,
o fueron los míos,
los que se encontraron
para padecer?

Fueron unos días,
en que tú llenaste
de luz y alegría
a mi corazón.

Y cuando ya nunca
de ti lo creía,
cubriste de sombra
toda mi ilusión.

Se hundieron los sueños
que yo un día forjara,
en aquel cariño
que yo puse en ti.

Vete y nunca vuelvas,
no quiero ni verte,
que has roto mi vida
y quiero vivir.

Como pasa el tiempo,
paso mi tristeza.
Hoy te encuentras sola
y falta de un querer.

Y ahora te acuerdas
del mal que me hiciste.
Vete y nunca vuelvas...
¡No te quiero ver!

Pasa tu calvario,
que yo paso el mío:
tú por un capricho,
yo, por un deber.

Como yo te quise
nadie te ha querido,
ahora ya no puedo
quererte otra vez.

Se hundieron los sueños
que yo un día forjara,
en aquel cariño
que yo puse en ti.

Vete y nunca vuelvas,
no quiero ni verte,
que has roto mi vida
y quiero vivir.


Web de Antonio Cortés
Video de Antonio Cortés cantando “¿Quién tiene la culpa?”


13 jul. 2011

Sevilla


Intérprete: Rocío Jurado
Título: Sevilla
Autor: Beatriz Beigbeder
Disco: Sevilla
Año: 1991



Torres con alas de oro
que sueñan distancias.
Calles con sombras de siglos
y nardos de plata.

Cantes que arañan estrellas,
que arañan el alma.
Noches reflejos de un río
que quiso ser mar.
¡Que quiso ser mar!

Sevilla,
verde claridad sonora,
verde tierra, azul el aire,
donde el agua adormecida
de una torre se enamora.

Sevilla,
verde claridad sonora,
de andaluzas soledades.
Fuego, nieve, llanto y cante.
Sevilla, Sevilla… ¡Sevilla!

Cantes que arañan estrellas,
que arañan el alma.
Noches reflejos de un río
que quiso ser mar.
¡Que quiso ser mar!

Sevilla,
verde claridad sonora,
verde tierra, azul el aire,
donde el agua adormecida
de una torre se enamora.

Sevilla,
verde claridad sonora,
de andaluzas soledades.
Fuego, nieve, llanto y cante.
Sevilla, Sevilla… ¡Sevilla!


Web de Rocío Jurado
Video de Rocío Jurado cantando “Sevilla”

11 jul. 2011

La Marimorena


Intérprete: Lolita
Título: La Marimorena
Autores: Rafael de León / Manuel López-Quiroga
Disco: …y ahora Lola. Un regalo a mi madre
Año: 2005



Todo el mundo se queda callado
y la sangre no corre en las venas,
cuando sale a cantar al tablao
con su empaque La Marimorena.

Porque saben que ella tiene
una espina entre las sienes,
que la trae al maltraer.

Una copla maldecida,
que va y viene noche y día
por las mesas del café.

Y a deshora de la madrugá,
ella misma la suele cantar.

Arsa y toma, con ese semblante,
que de dónde viene La Marimonera.
Que del puerto de ver a su amante,
que lleva dos años metido en la trena.

Pero dicen los vecinos,
que de noche y al volver,
se tropieza en el camino
con un mozo de Jerez.

Y aseguran que este cuento
no termina por las buenas,
como no borre del viento
el cantar que la envenena,
y no vaya despacio y sin tiento,
arsa y toma, La Marimonera.

Hasta el puerto el romance ha llegado
y saltando el tapial de la trena,
en un hombre su zarpa ha clavado
el cantar de La Marimonera.

Ella supo que Don Diego,
fue quién hizo arder el fuego
y derecha fue a por él.

Y en la turbia amanecía,
lo encontraron ya sin vida
a la puerta de un café.

Y dijeron que al irse a entregar,
la flamenca se puso a cantar.

Arsa y toma, igual que una loca,
que de donde viene La Marimorena.
De taparle por siempre la boca
a un cante que hacía más honda su pena.

No me nombren abogados,
no me quiero defender,
que a ese hombre lo he matado
por salvar a mi querer.

Que mi honra siempre ha sido
del color de la azucena,
pa’ que venga un mal nacido
y la ponga en cuarentena.

Y eso a nadie se lo ha consentido,
arsa y toma, La Marimorena.


Web de Lolita


10 jul. 2011

La cieguita


Intérprete:
Manolo Escobar
Título:
La cieguita
Autores:
Ramuncho Fleber / Kepller Lais
Disco:
Contemporáneo
Año:
1999



A pesar del mucho tiempo
desde entonces transcurrido,
aún mi pecho conmovido
se recuerda con dolor.

De aquel día que en el parque
vi en un banco a una cieguita,
y a su lado a una viejita
que era su guía y su amor.

Y observé que la chiquilla
de ojos grandes y vacíos,
escuchaba el griterío
de otras nenas al cantar.

Y la oí que amargamente
en un son que era de queja,
le preguntaba a su vieja:
¿Por qué yo no he de jugar?

Y ciertamente, no sé,
si el dolor que sentí
fue escuchando la voz de la nena.

O fue que cuando miré,
a su abuela advertí
que lloraba en silencio su pena.

¡Ay, cieguita!
Dije yo con gran pesar.
Ven conmigo, pobrecita,
le di un beso y la cieguita,
tuvo ya con quien jugar.

Y fue así que cada día
al llegar con su viejita,
me buscaba la cieguita
con tantísimo interés.

¡Qué feliz era la pobre,
cuando junto a mi llegaba
y con sus mimos lograba
que jugásemos los tres!

Pero un día, que aun acuerdo,
cuando vino la viejita,
y me dijo: La cieguita,
está a punto de expirar.

Fui corriendo hasta su cuna,
la cieguita se moría,
y al morirse me decía:
¿Con quién vas ahora a jugar?

Y ciertamente, no sé,
si el dolor que sentí
fue escuchando la voz de la nena.

O fue que cuando miré,
a su abuela advertí
que lloraba en silencio su pena.

¡Ay, cieguita!
Yo no te podré olvidar,
pues me acuerdo de mi hijita
que también era cieguita
y no podía jugar.


Web de Manolo Escobar
Video de Manolo Escobar cantando “La cieguita”

8 jul. 2011

Las calles de Granada


Intérprete: Rosa López
Título: Las calles de Granada
Autor: José Luís Perales
Disco: Rosa
Año: 2002



Salió el gitano cuando el sol se fue,
bailando entre las cañas.
Se fue cantando una canción de amor,
al son de una guitarra.

En la ventana, se quedó
una gitana hermosa,
oculta tras el rojo de un clavel,
como una mariposa.

Gitano no me llores, que algún día volverás
a pasear las calles de Granada.
Te embriagarás de albahaca y azahar,
perdido en los jardines de la Alhambra.

Será la luna llena quien te ayude a regresar,
será la nieve blanca de Granada.
Será el olor a rosa y a clavel,
será el beso de fuego de tu amada.

Mientras la noche se puso a bailar
en un claro de luna,
a la gitana se le oyó cantar
una canción de cuna.

Duérmete niño, que al reloj
se le acaban las horas,
que la mañana está llegando ya,
carita de amapola.

Gitano no me llores, que algún día volverás
a pasear las calles de Granada.
Te embriagarás de albahaca y azahar,
perdido en los jardines de la Alhambra.

Será la luna llena quien te ayude a regresar,
será la nieve blanca de Granada.
Será el olor a rosa y a clavel,
será el beso de fuego de tu amada.

Web de Rosa López
Video de Rosa López cantando “Las calles de Granada”

7 jul. 2011

Los Mimbrales


Intérprete: Carlos Cano
Título: Los Mimbrales
Autores: Luís Palomar / Antonio García Padilla “Kola” / Manuel López-Quiroga
Disco: La copla, memoria sentimental
Año: 1999



Brilla en toda la marisma, como un lucero,
el famoso Cortijo de los Mimbrales,
donde en medio de toros y de vaqueros,
se quisieron de niños los dos chavales.

Cuando pasa la luna por el cerrado
y en el campo se abren las campanillas,
canta así el vaquerillo, desde el cercado,
a la chiquilla.

Cortijo de los Mimbrales,
en la llana de Andalucía,
entre breñas y jarales,
guardo una perla escondida.

En la marisma huelvana,
cuna de bravos vaqueros,
al despuntar la mañana,
me dejó la que más quiero.

Pa’ la fiesta campera tol señorío,
se ha juntado en el Cortijo de los Mimbrales,
y lució el vaquerillo su poderío,
derribando a los toros y a los erales.

Y pa’ hablarle de amores, fue un ganadero,
a la niña bonita del vaquerillo,
que cegá con el brillo de su dinero,
dejó al chiquillo.

Cortijo de los Mimbrales,
en la llana de Andalucía,
entre breñas y jarales,
guardo una perla escondida.

En la marisma huelvana,
cuna de bravos vaqueros,
al despuntar la mañana,
me dejó la que más quiero.


Web de Carlos Cano
Video de Carlos Cano cantando “Los Mimbrales”

6 jul. 2011

Triniá


Intérprete: Pastora Soler
Título: Triniá
Autores: Salvador Valverde / Rafael de León / Manuel López-Quiroga
Disco: Nuestras coplas
Año: 1994



Al museo de Sevilla
iba a diario Juan Miguel,
a copiar las maravillas
de Murillo y Rafael.

Y por las tardes, como una rosa
de los jardines que hay a la entrá,
pintaba a Trini, pura y hermosa,
como si fuera la Inmaculá.

Y decía el chavalillo:
¿Pa’ que voy a entrar ahí,
si es la Virgen de Murillo
la que tengo frente a mí?

Triniá, mi Triniá,
la de la Puerta Real,
carita de Nazarena,
con la Virgen Macarena
yo te tengo compará.

Algo tu vida envenena.
¿Qué tienes en la mirá
que no me pareces buena, Triniá?
Ay Trini, mi Trini… ¡Ay, Triniá!

El museo sevillano,
un mal día visitó
un banquero americano
que de Trini se prendó.

Y con el brillo de los diamantes
la sevillana quedó cegá,
y entre los brazos de aquel amante
huyó de España la Triniá.

Y ante aquel cuadro no acabado,
así decía el pintor:
¡Tú mes has hecho desgraciado,
sin ti qué voy a hacer yo!

Triniá, mi Triniá,
la de la Puerta Real,
carita de Nazarena,
con la Virgen Macarena
yo te tengo compará.

Algo tu vida envenena.
¿Qué tienes en la mirá
que no me pareces buena, Triniá?
Ay Trini, mi Trini… ¡Ay, Triniá!

Web de Pastora Soler
Video de Pastora Soler cantando “Triniá”


5 jul. 2011

Curro Agujetas


Intérprete: Pasión Vega
Título: Curro Agujetas
Autor: Jesús Bienvenido
Disco: Flaca de amor
Año: 2005



Ahí va, Curro Agujetas, vecino de El Corralón,
el tabaco en la rebeca y se sienta en escalón,
y se entretiene pensando en el tiempo que pasó,
que se le escapa volando, cómo el humo de cigarro
que hace un ratito encendió

Francisco le puso el cura, para la Gloria de Dios,
pero en su barrio “Agujetas”, porque al deporte le huyó,
un infante sin infancia, un jornalero precoz,
corta en la escuela su estancia,
pero venció a la ignorancia sin aprender el Catón.

“¿Dónde vas? ¡Viejo majareta!”
Va y le grita su Enriqueta, desde arriba del balcón...
“Yo me voy pa’ la Caleta, con mi gorra y mi bastón,
que, aunque pierda la chaveta, tú sabes bien Enriqueta,
que siempre he sido un Señor.”

(¿Dónde vas? ¿Dónde vas, Curro Agujetas?)
(¿Dónde vas? ¿Dónde vas, Curro Agujetas?)

Francisco fue un erudito en el arte de existir,
sabio doctor de la vida, porque sabía latín,
un andaluz elegante, a su edad, un figurín,
un caballero tunante, con un corazón gigante,
siempre ansioso por latir.

Cuentan que en sus juventudes fue un excelente cantor,
aunque por su edad le quede sólo un hilillo de voz,
un poeta de la calle, de su gente trovador,
porque la lengua le ardía, de los grandes se reía,
y un dardo era su canción.

“¿Dónde vas? ¡Viejo majareta!”
Va y le grita su Enriqueta, desde arriba del balcón...
“Yo me voy pa’ la Caleta, con mi gorra y mi bastón,
que, aunque pierda la chaveta, tú sabes bien Enriqueta,
que siempre he sido un Señor.”

(¿Dónde vas, Curro Agujetas?)

Voy a darles la receta,
para ser de éste planeta
el rey sin tener corona.

(¿Dónde vas, Curro Agujetas?)

Que no hay mal que yo no sepa,
porque la vida te aprieta,
y a mí por poco me ahoga.

Viejo Majareta... ¡Sí!
Viejo Majareta...
Viejo Majareta...
¡Yo siempre he sido un señor!

Una tarde como otra, a Curro el de El Corralón,
como el humo del tabaco, la vida se le escapó,
ningún libro de la historia por asomo no lo nombró,
pero en su barrio, “Agujetas”, se recuerda y se respecta,
por su inmenso corazón.

“¿Dónde estás? ¡Viejo majareta!”
Hoy le llora su Enriqueta desde abajo del balcón...
Él se fue pa’ La Caleta, con su gorra y su bastón.
Don Francisco, “El Agujetas”, sin corbata y sin chaqueta,
fue, más que nadie, un Señor.


Web de Pasíon Vega
Video de Pasión Vega cantando “Curro Agujetas”


2 jul. 2011

Francisco Alegre


Intérprete:
Isabel Pantoja
Título: Francisco Alegre
Autores:
Antonio Quintero / Rafael de León / Manuel López-Quiroga
Disco:
La canción española
Año:
1990



En los carteles, han puesto un nombre
que no lo quiero mirar:
Francisco Alegre… ¡Y olé!
Francisco Alegre… ¡Y olá!

La gente dice: ¡Vivan los hombres!,
cuando lo ven torear.
Yo estoy rezando por él
con la boquita cerrá.

Desde la arena
me dice: ¡Niña morena!
¿Por qué me lloras
carita de emperaora?

Dame tu risa, mujer,
que soy torero andaluz,
y llevo al cuello la cruz de Jesús
que me diste tú.

Francisco Alegre, corazón mío,
tiende su capa sobre la arena del redondel.
Francisco Alegre, tiene un vestido,
con un “Te quiero” que entre suspiros yo le bordé.

Torito bravo, no me lo mires de esa manera.
Deja que adorne tus rizos negros con su montera.

Torito noble, ten compasión,
que entre bordados,
lleva encerrado,
Francisco Alegre… ¡Y olé! Mi corazón.

En mi ventana, tengo un letrero
pa' que lo venga a mirar.
Francisco Alegre… ¡Y olé!
Francisco Alegre… ¡Y olá!

En el que dice: ¡Cuanto te quiero,
pero que pena me da…,
por culpa de otro querer,
no nos podemos casar!

Desde la arena
me dice: ¡Niña morena!
¿Quién te enamora,
carita de emperaora?

¿Ya no te acuerdas, mujer,
de este torero andaluz,
que lleva al cuello la cruz de Jesús
que le diste tú?

Francisco Alegre, corazón mío,
tiende su capa sobre la arena del redondel.
Francisco Alegre, tiene un vestido,
con un “Te quiero” que entre suspiros yo le bordé.

Torito bravo, no me lo mires de esa manera.
Deja que adorne tus rizos negros con su montera.

Torito noble, ten compasión,
que entre bordados,
lleva encerrado,
Francisco Alegre… ¡Y olé! Mi corazón.


Web de Isabel Pantoja
Video de Isabel Pantoja cantando “Francisco Alegre”

1 jul. 2011

Romance de Juan Osuna


Intérprete: Joana Jiménez
Título: Romance de Juan Osuna
Autores: Antonio Quintero / Rafael de León / Manuel López-Quiroga
Disco: Salvaora
Año: 2009



No hay flor como la amapola
ni corazón como el mío,
que me sentencian a muerte
por tenerlo repartío.

A las dos de la mañana
me vinieron a buscar,
tres pares de ojitos negros,
y me tuve que entregar.

¡Ay, cómo me duele
el alma, señores,
de tanto llorar!

La mano en el Evangelio,
la pongo yo, aunque me muera,
que yo no he mataíto a nadie
anoche en la carretera.

Que los tormentos de mis negras duquelas,
no se los mando ni a mis enemigos.
Que yo soñaba con clavito y canela,
me despertaron pa’ darme el castigo.

La rosa de los amores
la cortan pobres y ricos,
y todos acaban llorando
igual que los niños chicos.

Mi noche y mi día,
mi lunita clara,
que con lo mucho que yo lo quería,
se va sin volver la cara.


Web de Joana Jiménez
Video de Joana Jiménez cantando “Romance de Juan Osuna”