Las 10 más populares del día

3 ene. 2011

La caravana de los Reyes


Intérprete: Manuel Lombo
Título: La caravana de los Reyes
Autor: Popular
Disco: Cante, incienso y mirra
Año: 2009



“Algunos comienzos de los temas, con estos arreglos, nos recuerdan a Falla o a Turina, y, sin embargo, otros tienen reminiscencias de la música árabe.”

Manuel Lombo

Este cantaor de Dos Hermanas es un reconocido flamenco, de exquisita puesta en escena y versatilidad vocal.

Su matriz es flamenca porque a lo largo de su carrera ha estudiado bajo la dirección de artistas como Naranjito de Triana y José el de la Tomasa. También ha frecuentado peñas y festivales andaluces, giras internacionales y compañías de baile como la de Rafael Campallo, que han paseado por Méjico, Miami o Nueva York.

Pasión Vega lo amadrinó artísticamente en 2006, actuando ambos en el Metropolitan de Nueva York. Poco después aparecía en el mercado su primer disco, “Manuel Lombo” (2006), al que le seguiría otro inédito “Siete pormenores” (2008) y “Personaje raro” (2010).

En ellos, iniciando una línea flamenca pero atrevida, incluía temas aflamencados, atreviéndose con diferentes palos y haciendo versiones de los reconocidos compositores Miguel Gallardo o Quintero, León y Quiroga. Bulerías, sevillanas o tangos, así como una versión de los “Tangos de la plaza” de Enrique Morente o “Todo el mundo” de Rocío Jurado engordan el grueso de estos primeros años de carrera de el artista nazareno. También temas inéditos, como los del joven compositor Jesús Bienvenido, Juan Luís Ramirez, Enrique Casellas Rodríguez, Ricardo Rivera Mora e incluso alguna composición propia, sin olvidar algunas sevillanas de Manuel Pareja Obregón.

“Mi primera actuación en público, en el coro parroquial, fue a los cinco años con un villancico.”

Manuel Lombo


Ocupando el tercer puesto entre los discos de su carrera, se encuentra “Cante, incienso y mirra” (2009). El título del álbum sustituye el oro por el cante y recupera muchos villancicos populares jerezanos como “El ayayay”, “En el portal de belén”, “Al Rey de los cielos” o el “Villancico del gloria”.

Interesado en esta música popular, de temática religiosa y cristiana, Manuel Lombo también intercaló esos villancicos populares con algunos totalmente desconocidos y otros inéditos.

“Hemos escogido los villancicos que siempre me han acompañado. También hemos intentado rescatar alguna pieza antigua, como La caravana de los Reyes, que es una auténtica joya, tanto por lo musical como también por la letra. Pero, en general, son villancicos que yo he conocido siempre.”

Manuel Lombo

“La Caravana de los Reyes” es un villancico tan desconocido como hermoso, que conserva cierto aire lírico y sinfónico de principios del siglo XX. Está inspirada en el relato bíblico que cuenta que tres magos de Oriente llamados Melchor, Gaspar y Baltasar, acuden a la ciudad de Belén siguiendo una estrella para hacer una ofrenda de riqueza simbólica con oro, incienso y mirra, al recién nacido hijo de Dios.

El poema, que se desarrolla en el viaje en caravana que estos magos hacen a Belén, confiesa las ganas y la ilusión por llegar con insistentes “¡Arre!”, “¡A prisa!”, “¡Anda!”, “¡Vamos!”, “¡Dale!” o “¡Corre corre, galopa, vuela!” que dirigen a los animales.

En su particular visión del relato, la letra dice que los magos de Oriente van acompañados de noventa pajes. Los “tres personajes” se describen con “crines de oro”, “barbas de Santo, túnica larga” y “rostro felino”. Del mismo modo los animales sobre los que van montados llevan “frenos de plata” y “bridas de seda”.

Estos tres jinetes magos procedían de distintas tierras. Es curioso porque aunque el villancico habla de un “jinete moro” y de un “jinete blanco” (como relata el mito popular en nuestros días), también cita a un “jinete chino”, lo cual es bastante peculiar. Según ciertas interpretaciones, estos magos fueron considerados originarios de Europa, Asia y África respectivamente, por lo que el jinete blanco haría referencia a Melchor, el chino a Gaspar y el moro a Baltasar.

También hay que decir que el único relato bíblico en el que se citan estos personajes, el Evangelio de Mateo, no especifica sus nombres, ni el número de magos, ni su título reyes. Todo el imaginario referente a ellos, pertenece a la posterior y lenta construcción de un mito con sus muchas y peculiares variantes.

En cualquier caso la historia ha convenido en que son tres (en el siglo V el Papa León I estableció oficialmente su número en tres, porque tres eran las ofrendas que se citaban en el Evangelio), tres “magos de la buena estrella” que camino hacia esa “rosa de mayo” montan una caravana de casi un centenar de hombres, con caballos y camellos a los que piden correr y volar para adorar al hijo de María.

En España, estos reales magos, son recibidos cada tarde del 5 de enero en cabalgata y con su caravana de pajes, carrozas y acompañantes. Durante la madruga del 5 al 6 -tanto en España como en otros países de hispanoamérica que adoptaron sus costumbres, como Argentina, México, República Dominicana, Puerto Rico o Uruguay-, estos magos visitan todas las casas para depositar en ellas regalos, igual que lo hieran con su ofrenda al niño Jesús.

Manuel Lombo aporta con su voz a esta pieza aires flamencos. Vestida de guitarras españolas, percusiones y arreglos de cámara, se erige majestuosa la bellísima obra que rescató en su “Cante, incienso y mirra” para contarnos el trayecto de los tres hombres reales.

A las puertas de tan insigne visita y con la ilusión de que ante todo nos rocien de prosperidad para seguir creciendo dignamente como seres humanos, el niño que siempre llevamos dentro grita a esa vieja tropa que caravanea: “¡Arre!”, “¡Dale!”, “¡Vamos!”, “Anda caravana... ¡A prisa! / ¡Que Belén ya se divisa! / ¡Corre corre, galopa, vuelva / picando espuelas a tu corcel!”.

¡Arre caballo! Viva ese niño
rosa de mayo ¡Arre!

¡Arre caballo! Viva ese niño
rosa de mayo. ¡Arre!

¡Trota camello! Viva la Virgen
de rostro bello. ¡Arre!

¡Trota camello! Viva la Virgen
de rostro bello. ¡Arre!

Anda caravana... ¡A prisa!
¡Que Belén ya se divisa!
¡Corre corre, galopa, vuelva
picando espuelas a tu corcel!

Tres personajes, y en su cortejo
noventa pajes. ¡Dale!

Crines de oro, frenos de plata,
jinete moro. ¡Anda!

Barbas de Santo, túnica larga,
jinete blanco. ¡Vamos!

Rostro felino, bridas de seda,
jinete chino. ¡Vino!

Magos de la buena estrella…
¡Adorad a la más bella!
Regía tropa caravanea
y quién pudiera contigo ir.

Anda caravana... ¡A prisa!
¡Que Belén ya se divisa!
¡Corre corre, galopa, vuelva
picando espuelas a tu corcel!

¡Arre caballo! Viva ese niño
rosa de mayo ¡Arre!

Web de Manuel Lombo
Video de Manuel Lombo cantando “La caravana de los Reyes”

No hay comentarios:

Publicar un comentario