Las 10 más populares del día

19 jun. 2010

Embrujá por tu querer


Intérprete: Isabel Pantoja
Título:
Embrujá por tu querer
Letra:
Rafael de León
Música:
Juan Solano
Disco:
Que dile y dile
Año:
1975

“Isabel Pantoja es casi una creación artística mía. A parte de eso, por su juventud, por su belleza y por sus calidades artísticas, podemos estar tranquilos todos los autores españoles que está perfectamente asegurado el presente y el futuro de la canción española”

Juan Solano

Es la última de una generación de divas que nació para la copla en los años 30 con Estrellita Castro y siguió a lo largo de siglo XX con Imperio Argentina, Concha Piquer, Juana Reina, Lola Flores, Marifé de Triana, Gracia Montes o Rocío Jurado. Recogió el legado de todas sus predecesoras y lo puso en valor en un momento de confusión, recién iniciada la democracia, en una España que arrastraba 40 años de fatigosa dictadura y que miraba su propia cultura con asqueante desprecio, con ojos ansiosos de progreso y con el perfume a modernidad que rezumaba una Europa sustancialmente evolucionada.

Isabel nació en el barrio de El Tardón, en Triana. Sevilla contempló su primera actuación en el Teatro San Fernando con tan sólo siete años con motivo de un homenaje a Juanito Valderrama y Dolores Abril.

Su padre, el compositor y cantaor Juan Pantoja, disconforme con que su hija fuese artista, tuvo que asumir el progresivo involucramiento de Isabel en el mundo del arte. Su madre, Ana Martín, bailaora profesional que trabajó junto a Pepe Pinto o La Niña de los Peines, marcó en Isabel una pasión terrible por el baile andaluz y la danza flamenca. Juan y Ana vieron los primeros pasos de Maribel (así la llamaban familiarmente) de la mano de su primo Antonio Cortés “Chiquetete”, cuando por primera vez en 1969 fue contratada en el tablao El rombo de Palma de Mallorca durante unas vacaciones de verano gracias a la fe que depositó en ella su abuelo.

“Cuando yo era pequeña, mi madre me llevaba al maestro Moradiellos, al Maestro Rabay, y ya tenía mis propias canciones. Me acuerdo de un pasodoble que decía: “Yo llevo a España en mis labios / y en mi pecho una canción / que brota como una rosa / dentro de mi corazón”. Tenía 7 años y todavía me acuerdo de la letra. Esa fue mi primera copla”.

Isabel Pantoja


Una vez en Sevilla, fue el empresario Baldomero Negrón quien tras sacar de un segundo plano a Maribel y animarla a cantar por sus admiradas Cocha Piquer, Juana Reina o Marifé de Triana, decidió hablar con el poeta Rafael de León y el músico Juan Solano, que por entonces trabajaban a destajo escribiendo coplas para Marifé, Bambino o Rocío Jurado en su estudio de Madrid. Fue en la Calle Luna, en el estudio de Juan Solano, donde el Maestro cacereño pidió a una jovencísima Isabel Pantoja que cantase lo que quisiera mientras él la seguía al piano.

Isabel se trasladó a Madrid para trabajar en El Corral de la Morería como bailaora (su gran pasión). Un buen día le pidieron que cantara y tal fue el asombro de los allí presentes, que la hicieron primera figura del tablao y pasó de cobrar 500 pesetas a cobrar 1500. El asombro del Maestro Solano lo llevó a dejar de componer para otras artistas y centrarse exclusivamente en la joven promesa. Mientras ensayaba, Isabel estrenaba todas las magníficas piezas que la pareja artística León-Solano componían para las primeras figuras de la copla.

“Estuve ocho años de mi vida yendo a la calle La Luna a la una en punto de la tarde para ensayar hasta las cuatro y media o las cinco. Todos los días, aun trabajando en El Corral de la Morería, que me acostaba tarde porque el tablao era por la noche, a la una de la tarde tenía que estar en casa del Maestro Solano donde ya se incorporaba Don Rafael de León, y ahí pasábamos horas de arte maravillosas. Yo estrenaba, aunque no fuesen para mí, todas las canciones que componían para otras artistas. Yo era su niña, la que cantaba al piano todos los días. Y cuando no estaba bien, el Maestro Solano cerraba el piano y decía: “Hoy no estás bien. Hoy no quiero que ensayes”. Se enfadaba conmigo además, pero era maravilloso.”

Isabel Pantoja


Moría Juan Pantoja y mientras Isabel lloraba la muerte de su padre en Sevilla, Juan Solano prepara el material para el primer disco de la tonadillera. Este sería el primero de ocho que para ella escribirían principalmente León y Solano, aunque no faltarían piezas en su primer disco, “Fue por tu voz” (1974), de la tripleta Ochaíta, Valerio y Solano. Incluso en alguna ocasión versos musicalizados del poeta Manuel Benítez Carrasco o incursiones de los compositores Montoro, Castellanos o Sarmiento. De esta etapa de Isabel Pantoja (1974-1981) destacan obras como “El pájaro verde”, “Garlochí”, “Embrujá por tu querer”, “Ahora me ha tocado a mí”, “Niña Isabela”, “Doña María”, “22 abriles tengo”, “El señorito”, “¡Ay Torre, Torremolinos!”, “Qué bonita es mi niña”, “Ay Curro, Curro Romero”, “Esta pena mía”, “Isabel Pantoja”, “Al alimón” o “Aquella Carmen”.

Mientras la copla transcurría por un momento de adaptación hacía sonidos baladísticos, Isabel Pantoja se mostraba reivindicativa, haciendo una copla que podía pretender ser más tradicional pero que gracias al inestimable talento de Juan Solano, no quedaba exenta de tintes modernistas. Una adolescente Isabel Pantoja, vestía las coplas de su modista habitual; Lina, que hacía para ella un vestuario relativamente clásico (porque lució trajes terriblemente frescos y alejados de clichés), unidos a un pelo largo y a veces a una flor o un peinecillo. Paralela a ella Rocío Jurado ya estaba eternizando sus primeros temas de Manuel Alejandro, Carlos Cano ponía en pie una copla de autor contestataria, Bambino experimentaba haciendo preciosas coplas aflamencadas y una pequeña generación de artistas (Carmen Sevilla, Paquita Rico, Conchita Bautista, Marisol…) hacían un copla modernista denominada copla-pop o copla-yeyé.

“Sitio hay para todos, pero cuando yo salí era muy complicado. Estaban todas las figuras, las estrellas, en su momento. Estaban todas mis compañeras. Salió una niña con un pelo muy largo, con 15 años. Me tacharon de todo. Que si el pelo no se llevaba largo, que si la peina, que si la bata de cola ya estaba olvidada… y yo erre que erre, continué con mis peinetas y con todo lo que ya se había guardado. Salían con traje de noche para cantar. Yo salí y creí en la copla ciegamente, como sigo creyendo, y me busque ese sitio.”

Isabel Pantoja


En 1982 moría Rafael de León y a partir de ese momento Isabel Pantoja haría un disco de sevillanas compuesto por Pareja Obregón: “Viva Triana” (1982), otro interesantísimo de Paco Cepero: “Cambiar por ti” (1983), y José Luís Perales compondría para ella “Marinero de luces” (1985); el trabajo más emblemático de la artita dedicado a la memoria de su marido el torero Francisco Rivera “Paquirri”. Desde entonces alternará autores como José Luís Perales, Juan Gabriel o Manuel Alejandro, o se acercará al bolero de la mano de Roberto Livi, Rafael Ferro o Juan Marcelo. Todo esto a la par que editará dos discos de copla clásica con arreglos sinfónicos con The Royal Philharmonic Orchestra dirigida por Luís Cobos: "La canción española" (1990) y "A tu vera" (1999), otro de copla en directo con la Orquesta Filarmonica Nacional de Moldavia titulado "Sinfonía de la copla" (2005), que pasará a ser el primer DVD de copla editado en la historia, o varios trabajos navideños producidos por Rafael Rabay. Todas estas estapas, interesantes también, las analizaremos en posteriores entradas.

La copla de hoy pertenece al disco “Que dile y dile” (1975). Aunque en el momento su edición este trabajo pasó desapercibido, con el tiempo se ha convertido en uno de los más valorados de la artista sevillana, y esta pieza, en paradigma de un momento para copla con respecto a un contexto, en una situación social, cultural y política de agitamiento: La Transición Española (1975-1977). Editada el mismo año en el que moría el dictador Francisco Franco y en el que concluía para España una etapa dictatorial, la copla (y “Embrujá por tu querer” es muestra inestimable de ello), igual que un país en represión (inmerso en un largo periodo de hibernación cultural), se abría al mundo.

Los arreglos pop que con una batería marcan la decodificación de estos tangos, los metales que hacen habitar de frescura esta pieza y una base de guitarra eléctrica que parece signar el momento en el que fue creada (por ahí andan las influencias de Los Beatles), dan cuenta de los significantes de la época. Sin olvidarnos del hermoso verso de Rafael de León, que seguía en su poesía con los ecos de la Generación del 27 pero haciéndo una literatura cada vez más limpia y sencilla (como los sonetos del poeta que musicalizó Juan Solano: “Mi amigo”, “Con ruedas de molino” o “Poema de mi soledad”). El Maestro Solano, que introdujo en la copla una vanguardia de tal calibre que jamás tendremos palabras ni actos para agradecerle, en esta copla está más que presente, sin dejar pasar desapercibido su talento.

Versiones magníficas las han realizado actualmente Diana Navarro en su disco “Camino verde” (2008), que hace un "Embrujá por tu querer" con arreglos étnicos y de fusión, o Miguel Poveda en “Coplas del querer” (2009), versionándola por tangos con arreglos de Chicuelo a la guitarra y dando cabida a un inédito “Embrujao por tu querer”.

Os traigo una copla de la etapa que más me gusta de Isabel, porque aunque ahora retrate muchos de los clásicos (y lo haga majestuosamente), hubo un tiempo en el que luchó por revolucionar este género y ponerlo en valor para su tiempo.

Ando medio loca, embrujá por tu querer,
tengo en carne viva por tu culpa el corazón.
Eres mi delirio y el arroyo de mi ser,
cielo y pan moreno para mis ansias de pasión.

Tu amor con fe yo venero,
por él no sé lo que haría.
Tu amor para mí es lo primero
Ay ¡Yo te quiero, vida mía!

Por ti ardo en vivo fuego.
Por ti pierdo hasta el sosiego.
Por ti vivo enamorá,
y por ti, además, yo soy capaz,
de pedir limosna, de matarme y de matar.

Lloro a cada paso sin poderme consolar,
voy y vengo ciega si te alejas tú de mí.
Tengo en el sentío que me vas a abandonar
y eso ni durmiendo yo lo puedo resistir.

Tu amor me da calentura.
Tu amor es cruz y alegría.
Tu amor es sol y negrura.
Ay ¡Qué locura, vida mía!

Por ti ardo en vivo fuego.
Por ti pierdo hasta el sosiego.
Por ti vivo enamorá,
y por ti, además, yo soy capaz,
de pedir limosna, de matarme y de matar.


Web de Isabel Pantoja
Video de Isabel Pantoja cantando “Embrujá por tu querer”

4 comentarios:

  1. SAN SALVADOR!!!!!
    K SOLO FARTA 1 DIA PAL C ASTING...
    OJALÁ K PASE DIOS!!!!!
    REZA,ERZZA,ERZA,,,
    I SI NO PUES NO `PASA NDA!!
    :D
    DE NUEVO FELCIDADES X ESTE BLOG
    UN BESAZO
    VIVA LA PANTOJAY I ....OLE TU!!!
    Francisco Miralles ;)

    ResponderEliminar
  2. Hola, Limosna de amores! Te felicito por esta entrada tan completa y tan documentada como siempre, ojalá en televisión hablaran mas de su arte y de su importante trayectoria artística y menos de criticarla. Nos leemos.

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Gracias "IsabelPantojaAdelante" por tu opinión. Un abrazo.

    Gracias Miralles por lo de "San Salvador", es muy bonito, jeje. Yo no rezo, hace tiempo que creí en ti y no me hace falta rezar porque desde el primer momento sé lo que vales, confío y me siento muy orgulloso por lo que estás consiguiendo. Felicidades por los logros (tú sabes cuales) y a seguir luchando. Un abrazote almeriense!

    Muchas gracias Luna. Antes de nada felicidades por tu blog una vez más, es magnifico recordar el extenso patrimonio de la copla y sus intérpretes. Por lo demás, me alegro de que te guste la entrada; yo también estoy muy feliz por cómo ha quedado. En este espacio hablamos de arte y de copla, todo lo demás, se lo lleva el viento. Un abrazo grande Luna!

    ResponderEliminar