Las 10 más populares del día

28 dic. 2010

El tarantán


Intérprete: Rocío Jurado
Título: El tarantán
Autor: Popular
Disco: Nueva navidad
Año: 1990



“Rocío Jurado es una esteta (o dos). Rocío puede mucho, pero no sólo por las memorables glándulas, sino, sobre todo, por el volcán que lleva dentro, siempre dispuesto a estallar.”

Ricardo Cantalapiedra

Chipionera y grande, nació en un pueblecito marinero de Cádiz el 18 de septiembre de 1944. Llegó a hacer una huelga de hambre que duró una semana cuando era adolescente para que su familia le dejase ser artista, y bendita la hora en la que consiguió convencerles.

Su padre zapatero. Su madre ama de casa. Ambos aficionados al cante flamenco y la canción andaluza. Ella, una niña que por sus triunfos radiofónicos fue ganándose a pulso el sobrenombre de La niña de los premios. Llegó a ser una de las artistas más importantes de este país -y del mundo-, y posiblemente, la mejor voz que ha dado la historia de España.

Cantó a lo largo de los años a autores como Rafael de León, Juan Solano, Antonio Quintero, Manuel López-Quiroga, Joaquín de la Oliva, Francisco Merenciano, Juan Mostazo, José Antonio Ochaíta, Xandro Valerio, Ramón Perelló, Sixto Cantabrana, Manuel Benítez Carrasco, Manuel de Falla, Manuel Alejandro, Ana Magdalena, Beatriz Beigbeder, Manuel Pareja Obregón, Francisco García Tejero, Julián Bazán Boceta, Alberto Bourbón, Antonio Burgos, José Juan Porlán, Rafael de Estad, José Miguel Évoras, Jesús Bola o Diego Carrasco.

Reivindicó la copla durante toda su carrera, evolucionándola y revolucionándola, sobre todo en su concepto estético. La vistió de Chanel o Balenciaga, que eran la cumbre de la alta costura del momento. El pelo caoba y suelto, minifaldas, trajes de noche, espaldas descubiertas, chales o boas de plumas se incorporaban a su particular revisión del folclore español, lo que le costó en varias ocasiones la censura Televisión Española en los años 60 y 70. Mantuvo la esencia de lo popular pero aportándole un ápice de modernidad que marcaría un antes y un después en la historia del género.

“Me dí cuenta de que había triunfado cuando dejé de mirar por un agujerito, a través del telón, para ver si el teatro estaba lleno. Un día lo vi lleno y ya no miré más.”

Rocío Jurado


Rocío Jurado también dedicó en su discografía un trabajo a la navidad. Fue en 1990. Lo tituló “Nueva navidad” y en él se hacía un repaso por villancicos populares como “La Virgen se está peinando” o “Madre en la puerta hay un niño”. También por otros más andaluces y flamencos como “El tarantán”, “El Ayayay” o “Cantaba José”, el internacional “Adeste fildeles” u otros inéditos que cubrió de sonidos líricos y sinfónicos.

“El tarantán” es una pieza popular jerezana que Rocío Jurado rescató aportándole su particular largura flamenca. Estos taguillos de Cádiz celebran el nacimiento del niño Jesús en nochebuena, a la una, a las dos y a las tres de la mañana, con una festividad que se prolonga en la madrugada. El “chín” y el “tarantán” evocan los sonidos de percusión de esta música invernal, como el de la pandereta, las botellas de anís o el cajón flamenco.

Rocío Jurado narra en esta letra, mediante tres estrofas, las acciones de los pastores cuando visitan al recién nacido en el portal. Al verlo desnudo, los moradores del campo deciden esquilar “cuatro, cinco o seis corderos” para que la criatura no pase frío. El niño, que quiere leche, es saciado con toda la que le pueden ofrecer los pastores, que ordeñan hasta “veinte veces” las cabras. Y si quiere fiesta, fiesta le dan, partiendo hasta “diez pares de panderetas”.

La voz de la chipionera, siempre magna, se despliega en esta coplilla con grandeza flamenca. La compañía de un coro en el estribillo aporta a la pieza popularizad, evocando esos patios andaluces en los que es habitual el festejo navideño alrededor de la lumbre, con aguardiente, pestiños, migas y jaleos.

Los arreglos de estos tanguillos, corrieron en 1990 a cargo de David Álvarez Beigbeder, hijo del insigne músico Germán Álvarez Beigbeder, coetáneo de Joaquín Turina o de Manuel de Falla, y padre también de Manuel Alejandro.

Versiones hermosas de la pieza las han registrado Zalaíto, Raya Real o Las Carlotas.

Que si tarantán a la una, que si tarantán a las dos… la cuestión es celebrar el nacimiento del hijo de Dios, rey de los cristianos, presente en la tierra a través del vientre de María Virgen.

En Andalucía la alegría siempre suena a guitarra flamenca y a palmas, y siempre con aroma a vinillo y a madrugá.

Tarantán cuando daba la una
por ver al niño en la cuna,
al niño recién nacido
que nació en la nochebuena
en Belén en un portal.

Chín tarantán, cuando daban la una,
que chín tarantán, cuando daban las dos.
Chín tarantán, cuando daban las tres,
la Virgen María y el niño Manuel.

Los pastores que supieron
que el niño Dios estaba en cueros,
hubo pastor que esquiló
cuatro, cinco o seis corderos.

Tarantán cuando daba la una
por ver al niño en la cuna,
al niño recién nacido
que nació en la nochebuena
en Belén en un portal.

Chín tarantán, cuando daban la una,
que chín tarantán, cuando daban las dos.
Chín tarantán, cuando daban las tres,
la Virgen María y el niño Manuel.

Los pastores que supieron
que el niño quería leche,
hubo pastor que ordeñó
las cabritas veinte veces.

Tarantán cuando daban las dos
por ver al niño de Dios,
al niño recién nacido
que nació en la nochebuena
en Belén en un portal.

Chín tarantán, cuando daban la una,
que chín tarantán, cuando daban las dos.
Chín tarantán, cuando daban las tres,
la Virgen María y el niño Manuel.

Los pastores que supieron
que el niño quería fiesta,
hubo pastor que rompió
diez pares de panderetas.

Tarantán cuando daban las tres
por ver al niño Manuel,
al niño recién nacido
que nació en la nochebuena
en Belén en un portal.

Chín tarantán, cuando daban la una,
que chín tarantán, cuando daban las dos.
Chín tarantán, cuando daban las tres,
la Virgen María y el niño Manuel.

Web de Rocío Jurado
Video de Rocío Jurado cantando “El tarantán”

No hay comentarios:

Publicar un comentario