Las 10 más populares del día

22 may. 2009

La sortija


Intérprete: Falete
Título: La sortija
Autores: Pedro Rivera / Jesús Bola
Disco: ¿Quién te crees tú?
Año: 2008



“La copla es parte de nuestra cultura, es un género de genios y nunca muere. Sólo que muchas veces se tiene que guardar en la lámpara maravillosa hasta que llegue alguien y la frote, para que salga afuera.”

Falete


Rafael Ojeda Rojas nació en Sevilla un 26 de enero de 1978. Hijo de Falín, el popular cantaor del grupo de sevillanas Cantores de Híspalis, se crió escuchando a artistas flamencos como Manolo Caracol, Bambino, Lola Flores o Lole y Manuel, a parte de otros más cercanos al ámbito de la copla como Marifé de Triana, Rocío Jurado o Isabel Pantoja, quienes marcaron su evolución musical desde los inicios.

Debutó a los 17 años en el sevillano Teatro Lope de Vega cantando para La Chunga. Colaboró en varias de las grabaciones del grupo de su padre y durante la década de los 90, participó en diferentes espectáculos a lo largo de diversas ciudades del mundo.

Entre 1994 y 1995 representó a España el Día de la Hispanidad dentro del espectáculo “Danzas de España” que giró por ciudades como Nueva York, Chicago o San Luís.

También formó parte de un homenaje a Gabriela Ortega compartiendo escenario con Juanito Valderrama, José Menese y José Manuel Soto en el Lope de Vega, experiencia que repetiría dos años más tarde en el Teatro Imperial de Sevilla haciendo “Gabriela, que viene el toro”.

Más tarde intervendría en la Bienal de Flamenco de 1998 dentro del ciclo “Bienal por barrios” y posteriormente, colaboraría en espectáculos como “Pasado, presente y…”, “Carmen” o “Entre el flamenco y la bohemia”.

“Falete graba como grababan los antiguos, casi sin repetir, del tirón, inspirado y afinado siempre”.

José Miguel Évoras

Su padrino artístico fue el periodista Jesús Quintero, quien lo daría a conocer al gran público a través del programa de Canal Sur Televisión Ratones coloraos. Sería en 2005 cuando un joven sevillano aparecería en la escena musical con un trabajo producido por José Miguel Évora titulado “Amar duele” (2005) del que vendería más de 50.000 copias. “Puta mentira” (2006), “Coplas que nos han matao” (2007) o “Quién te crees tú” (2008) compondrían la base de la carrera discográfica de este personal cantaor sevillano.

“La copla es un género masoquista”

Falete


El ambiguo flamenco jamás olvidó la copla. A lo largo de su carrera ha versionado clásicos, así como otras piezas cercanas al género que podrían considerarse evolucionadas hacia otras músicas. En 2007 editó “Coplas que nos han matao”, un disco producido por Jesús Bola dedicado íntegramente a la copla, en el que era más que notorio su carácter de cantaor.

“La sortija” es una copla que se editó en su cuarto trabajo, “¿Quién te crees tú?” (2008). En él firmaban autores como Luís Demetrio, Víctor Daniel, Manuel Alejandro, Pedro Rivera, Jesús Bola, Juan Gabriel, Pablo Milanés o el triunvirato formado por Antonio Quintero, Rafael de León y Manuel López-Quiroga. Versiones de clásicos, así como cuatro temas inéditos, conformaban este álbum de carácter flamenco.

“La sortija” es una copla que fue compuesta para Falete por su productor musical, Jesús Bola, quien quiso obsequiarle con ella como regalo de boda.

La letra confiesa en primera persona el momento del matrimonio y comienza con una declaración: “No cabe tanto amor en este anillo / que pongo aquí, en tu dedo, corazón. / Un beso, de mis labios cada brillo, / un eco transparente de mi voz.

Colocarle el anillo supone entregarle el niño fue, la copla y el cante. Dice haberlo tallado “con gotas del rocío” y con “lágrimas de amor de pura ley”. El enamorado, convencido de su amor, le confiesa: “Tu talismán será, contra la pena, / la fuerza del cristal de mi querer” o “Lo nuestro ya es un sueño realizado, / abre los ojos, y en los labios bésame.

El momento del matrimonio se celebra de una forma muy andaluza y sevillana: “¡Que suene la marcha! / ¡Soltar las palomas!”. Pide que el romero alfombre “las puertas del cielo” cuando le den el sí quiero y “Que sepa Sevilla que en esta sortija, / la promesa brilla de amarte a morir.

El enamorado sigue confesándole que aunque en ocasiones tuvo que darle la espalda al mundo, siempre le quiso y “Por eso en este anillo va mi alma, / orgullo del viejo luchador. / A pulso me has ganado, entre venganzas, / sin nadie que murmure alrededor.

De nuevo celebra el matrimonio pidiendo con alegría “¡Que llore mi gente!” o que “¡Que nadie se asombre!” del tanto amor, porque quiere que Sevilla sse entere de que en su sortija brilla la promesa del amar hasta morir.

Esta hermosa y andaluza marcha compuesta por Jesús Bola y Pedro Rivera, está dedicada al matrimonio que el cantaor estuvo a punto de contraer con el que fuera su pareja sentimental, Isaac Roffé, aunque la boda finalmente nunca llegó a celebrase.
La dirección musical de esta copla la dirió Jesús Bola con la colaboración de la Orquesta Sinfónica de Bratislava dirigida por David Hernández.
Falete aporta a la copla un estilo personal en las lindes del flamenco, proporcionándole una autenticidad que lo distingue de otros cantaores. El eco de Manolo Caracol o la originalidad de Bambino se encuentran en él, pero sin ser falseadas. Dice que la copla no va a morir nunca, porque para eso está él.

No cabe tanto amor en este anillo
que pongo aquí, en tu dedo, corazón.
Un beso, de mis labios cada brillo,
un eco transparente de mi voz.

El niño que ayer fui ahí lo llevas,
la copla, cana vieja, mas cante.
Tu talismán será, contra la pena,
la fuerza del cristal de mi querer.

Con gotas del rocío lo he tallado,
con lágrimas de amor de pura ley.
Lo nuestro ya es un sueño realizado,
abre los ojos, y en los labios bésame.

¡Que suene la marcha!
¡Soltar las palomas!
Que sienta en mi boca la luna reír.
¡Que llore mi gente!
Que alfombre el romero
las puertas del cielo cuando me des el sí.
¡Que nadie se asombre!
Que sepa Sevilla que en esta sortija,
la promesa brilla de amarte a morir.

Mi amor no cabe sólo en un banquete
en estas candilejas de oropel.
A espaldas de este mundo fui a quererte
y supe del rechazo y de la hiel.

Por eso en este anillo va mi alma,
orgullo del viejo luchador.
A pulso me has ganado, entre venganzas,
sin nadie que murmure alrededor.

Con gotas del rocío lo he tallado,
con lágrimas de amor de pura ley.
Lo nuestro ya es un sueño realizado,
abre los ojos, y en los labios bésame.

¡Que suene la marcha!
¡Soltar las palomas!
Que sienta en mi boca la luna reír.
¡Que llore mi gente!
Que alfombre el romero
las puertas del cielo cuando me des el sí.
¡Que nadie se asombre!
Que sepa Sevilla que en esta sortija,
la promesa brilla de amarte a morir.

Web de Falete

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada