Las 10 más populares del día

13 de sept. de 2009

No me quieras tanto


Intérprete: Plácido Domingo
Título: No me quieras tanto
Autor: Quintero / León / Quiroga
Disco: Pasión española
Año: 2009

“La copla cuenta una historia de tres o cuatro minutos, yo la llamo una “mini-ópera”, que con el texto y la música trata de llegar profundamente a la gente. Esa historia hay que sentirla con pasión y hay que cantarla con un temperamento, con un calor, con un sentido. En México, pude escuchar a sus mejores intérpretes, y en esta grabación recuerdo con admiración a esos grandes artistas que apasionaban a la gente.”

Así entiende Plácido Domingo la copla. El tenor y barítono español representa la cúspide lírica más destacada del panorama operístico. Conocido como “El granado” por cantar la canción “Granada” de Agustín Lara cuando era niño, el cantante editó en 2008 un disco dedicado a la copla, trasladando trece piezas del legado popular a su terreno de juego; la ópera. Con arreglos de la Orquesta de la Comunidad de Madrid dirigida por Miguel Roa, en “Pasión española” (2008) encontramos entre otros, clásicos como “La bien pagá”, “El día que nací yo”, “Falsa moneda” o “Ay, Mari Cruz”.

Quintero, León y Quiroga, en los años 40, compusieron una pieza titulada “No me quieras tanto” para Gracia de Triana, que grabó en 1944. Concha Piquer la incluyó en su espectáculo “Retablo español”, de 1943, aunque no la registró hasta 1947. Versiones de esta pista las han realizado Margarita Sánchez, Marian Conde, Martirio, Concha Márquez Piquer, Gracia Montes, Isabel Pantoja, Pasión Vega o Diana Navarro (en directo).

En ninguna de sus variantes esta copla había sido versionada por un hombre. Plácido Domingo, con ciertas alteraciones de letra, traslada la pieza al sentimiento masculino. En esta ocasión el varón es el “pordiosero” que solicita amor a la hembra. En la segunda parte, el argumento da un giro y varón y hembra cambian los papeles, maldiciendo esta última la hora en la que dijo al varón: “No me quieras tanto”.

Incluyo esta pieza porque veo acertada y de interés (como en escasas ocasiones) esta versión masculina, con su cambio de letra. El verso que a continuación se cita no es el original, si no la versión que Plácido Domingo ha editado en “Pasión española” (2009).

Tú tenías vente años, yo te doblaba la edad.
En tus sienes había noches, y en las mías madrugadas.
Antes de que lo pensaras tu gusto estaba cumplido;
nada te supe negar.
Te quería con locura, con todos los cinco sentidos;
fue tuya mi voluntad.
Amor te pedía, como un pordiosero,
y tú me clavabas, sin ver que sufría,
cuchillos de acero.

No me quieras tanto, ni llores por mí;
no vale la pena que por mi cariño te pongas así.
Yo no sé quererte lo mismo que tú,
ni pasar la vida pendiente y esclava de esta esclavitud.
No te pongas triste, sécate ese llanto,
hay que estar alegre, mírame y aprende,
no me quieras tanto.

Con los años y la vida ha cambiado mi querer,
y ahora buscas de mis labios lo que entonces te rogué.
Cegadita de cariño hoy suplicas que te ampare,
que te tenga caridad.
Me lo pides de rodillas, por la gloria de mi madre,
y ya no sirve de nada.
Como una mendiga, ni viva ni muerta
tus mismas palabras tus sienes castigan
al pié de mi puerta.
No me quieras tanto, ni llores por mí;
no vale la pena que por mi cariño te pongas así.
De todo lo del mundo sería capaz
con tal que el cariño que a mí me tuviste volviera a empezar.
Por lo que más quieras, sécame este llanto.
Maldigo la hora que yo a ti te dije:
¡No me quieras tanto!

Web de Plácido Domingo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada