Las 10 más populares del día

8 nov. 2009

Pensión de la Martinica


Intérprete: India Martínez
Título: Pensión de la Martinica
Autor: F. Fdez. Pantoja / D. Ibáñez Caballero
Disco: Azulejos de lunares
Año: 2004

India Martínez es una de las artistas que más fuerte pisa en este nuevo acontecer de la copla. La pureza y la innovación se fusionan de la forma más racial en su voz. Su máximo punto de apoyo, los palos del flamenco, trasladados a una nueva visión, nos ofertan piezas de este tiempo que mantienen el gusto rancio tan defendido por la flamencología y los flamencólogos.

2004 fue el año en el que irrumpió en la escena musical y ya son dos los trabajos editados: “Azulejos de lunares” (2004) y “Despertar (2009). De su primer cedé extraemos una copla ambientada en un pueblo marinero donde se encuentra una pensión de nombre Martinica. “Pensión de la Martinica” narra las entretelas de un prostíbulo y se introduce en el comercio sexual sucedido en este tugurio. Martinica es la madame que gestiona los cuerpos y una hembra deseada, “leyenda viva del puerto”.

La prostitución ha sido un tema muy recurrente que a tantos autores ha inspirado a la hora de componer. Sin ir más lejos, no podemos pasar por alto la emblemática “Ojos verdes”.

Con mucho gusto traigo en esta mañana otoñal esta copla. Una introducción, un nudo, un desenlace, y un final muy propio del género. Copla, que deriva de la palabra “côpula” (en latín “nudo”, “atadura” o “unión”) es una definición apropiada para esta pieza. Dedico “Pensión de la Martinica” a todas aquellas personas que comentan cada entrada e invito a hacerlo a todos aquellos que últimamente se han sumado a nuestra conmunidad y disfrutan con las actuaciones de nuestro escenario.

Pensión de la Martinica,
reliquia del viejo puerto,
parida de malandrines
y gente del estraperlo.

Niñas de cara bonita
y trasnochantes flamencos.
Bajo la luz mortesina
del faro puso un letrero.

La Madame, una tal Rita,
de ojos verdes y hechiceros:
“Aquí se venden las almas,
están a mitad de precio,
y la última palabra
la tengo yo marinero.
Aquí se venden las almas
y el precio se dice luego.”

Pensión de la Martinica,
tugurio del viejo puerto,
su Madame, pelo pintado,
con voz de acento extranjero.
En la Martinica era,
en los marinos el deseo,
en la noche confidente
de los aventureros.
Hembra de arrojo y agallas,
sin precio para el dinero,
que nadie nunca le dijo
después de amarla un te quiero.

Pensión de la Martinica,
leyenda viva del puerto,
qué fue de aquella Madame
de dulce acento extranjero.

Anclada en sus viejas paredes
dejó Rita su misterio.
Entre el salitre y la cal
a penas se ve un letrero:

“Aquí se venden las almas,
están a mitad de precio,
y la última palabra
la tengo yo marinero.
Aquí se venden las almas
y el precio se dice luego.”

Web de India Martínez

5 comentarios:

  1. India es una promesa, o una realidad ya. Como tú dices el flamenco es uno de sus puntos de apoyo más importantes. Una pena que nadie más comente estas magnficas entras que limosnadeamores nos regala cada semana. Sigue así.

    ResponderEliminar
  2. ES MUY BONITA ESTA COPLILLA. HAS TENIDO MUCHO GUSTO AL INCLUIRLA.
    JOSÉ ALBOIX

    ResponderEliminar
  3. preciosa cancion de india martinez ..de su primer disco "azulejos de lunares" pues si se podria poner en el genero de copla.. tiene una letra preciosa.y cantada por la voz de india ..que le da ese personal toque.es impresionante. yo calificaria a india como una realidad..ya palpable. y merecida.gracias por hacerme recordar al maestro.diego ibañez.que fue una de las primeras personas que supo ver el talento de india..

    ResponderEliminar
  4. hola. en la tercera estrofa.."la madame con na te irrita"esta equibocado.. es "la madame una tal rita"

    ResponderEliminar
  5. Me alegro mucho de la buena acogida que ha tenido esta entrada. Ojala hubiera muchas coplas como esta para poder compartir. India Martínez se hacia llamar en su adolescencia "La niña del puerto". No fue hasta años más tarde cuando de la mano del mencionado productor, Diego Ibáñez, se le dio el apodo de "India", por su imagen y rasgos.

    Os agradezco enormemente las apreciaciones. Si os parece, nos vamos encontrando en cada entrada; vuestras opiniones y visitas son el sostén de mi trabajo. Un saludo.

    ResponderEliminar