Las 10 más populares del día

22 may. 2009

Esos 4 capotes


Intérprete: Miguel Poveda
Título: Esos 4 capotes
Autor:
Antonio Gallardo Molina
Disco:
Cante i orquestra
Año:
2008


“Llegué al flamenco a través de la copla”

Miguel Poveda


Por La radio de su madre salía la voz rancia de Manolo Caracol, la campana de bronce de la garganta de Rafael Farina, la dicción perfecta de Concha Piquer, la majestad sevillana de Juana Reina o la originalidad flamenca de Bambino.

Llegó a su matriz flamenca gracias a la copla. Los flirteos con un género que formaba parte de su infancia han sido constantes a lo largo de una carrera versátil, en la que las continuas huidas hacia otras músicas desde un posicionamiento vital como cantaor, le han valido el sobrenombre de El cantaor de los muchos trajes.

Miguel Ángel Poveda León nació en Barcelona (Cataluña), el 13 de febrero de 1976. Su condición de catalán y de payo, siempre reseñada por la crítica, caminó en su contra durante algún tiempo a pesar de que hoy se haya convertido en un aliciente a favor de la versatilidad de su flamenco y de la construcción del “mito Poveda”.

Su afición por el cante le hicieron grabar de forma casera coplas y cantes que escuchaba en la radio de su madre, una vivencia a la que más tarde rendiría homenaje en el disco “Tierra en calma” (2006) en forma de coplerías.

Los inicios del genio de Badalona se remontan a sus 15 años, cuando por primera vez se sube al Tablao de Nª Señora de de la Esperanza en Badalona y más tarde al Tablao El Cordobés de Las Ramblas. Pero su redención como cantaor llegaría en 1993, año en el que participaría en el 33 Festival de las Minas de la Unión (Murcia), donde no sólo se llevaría el más cotizado galardón que puede otorgársele a un cantaor flamenco, la Lámpara Minera, si no que se alzaría con los premios en las modalidades de La cartagenera, La malagueña y La soleá, todo ello sin contar que a día de hoy una de las calles de La Unión lleva su nombre.

El mundo conservador del flamenco no le tendió precisamente puentes a su talento (con excepciones puntuales), pero a su ascendente carrera le siguió la grabación de su primer trabajo “Viento del Este” (1995), con Moraíto, Pepe Habichuela y Julián “El Califa”. A sus primeras giras por festivales, bienales de flamenco, incluso viajes a Japón o espectáculos basados en obras de poetas de la Generación del 27, le seguiría su segundo trabajo, “Suena flamenco” (1998), nominado en 2000 al Gramy Latino. En él colaboraría por primera vez el guitarrista Juan Gómez Chicuelo y el pianista Joan Albert Amargós, quien haría los arreglos a piano de tres coplas de Manolo Caracol: “La Salvaora”, “Romance de Juan Osuna” y “La niña de fuego”, los cuales en principio estaban destinados a Chano Domínguez.

“Zaguán” (2001) contendría un hermoso pregón de Manolo Caracol, el cual adaptaría el propio cantaor titulándolo “El uvero”. Así, tras su gira por Miami, Chicago, Nueva York o Washington, Miguel Poveda iría dejando constancia de su raíz flamenca en la copla. “Poemas del exilio” (2003), un disco en directo de poemas de Rafael Alberti y arreglos sinfónicos de Enric Palomar, seguiría revolucionando el flamenco y su carrera con buen paladar. Pero para revolución y riesgo el que asumió con “Desglaç” (2005), donde dio vida a poemas en catalán de Jacint Verdaguer, Valentí Gómez i Oliver, Joan Margarit, Maria Mercè Marçal, Joan Brossa, Enric Casasses, Narcís Comadira, Joan Barceló, Josep Piera, Sebastià Alzamora y Gabriel Ferrater. Un disco al que lloverían los elogios, quizá entre los más preciados, el de Enrique Morente.

Un año más tarde y con Juan Carlos Romero llegará “Tierra en calma” (2006), también nominado al Gramy Latino. En él interpretará su popular “Alfileres de colores” junto a Diego Carrasco y de nuevo, pincelará algo de copla con “La radio de mi madre”, lo que no será más que una estrofa de la copla de Quintero, León y Quiroga “Limosna de amores” hecha por bulerías y a la que añadirá una retahíla de títulos del género.

Con la copla a cuestas llegará “Cante i orquestra” (2008), un disco en directo junto a Chicuelo y Joan Albert Amargós de arreglos flamenco-sinfónicos y en el que interpretará coplas de La Paquera de Jerez como “Esos 4 capotes” o el danzón cubano “Te lo juro yo” de Miguel de Molina.

Finalmente Miguel Poveda decidirá apostar por un género que había formado parte de su infancia y gracias al cual accedió al flamenco. Edita “Coplas del querer” (2009), aportando a la copla sus particulares facultades flamencas: un álbum de irrefutable éxito.

“Esos 4 capotes”, es una copla por bulerías compuesta para la Paquera de Jerez por el poeta jerezano Antonio Gallardo Molina.

La Paquera de Jerez fue una cantaora jerezana (1934-2004) de voz potente, clara y gitana, que destacó por cantar todos los palos del flamenco, especialmente los festeros y populares. Obtuvo los sobrenombres de Reina de la bulerías y Reina del cante jondo por su dominio en estos ámbitos. Cantó junto a grandes figuras como Camarón de la Isla, Fernanda y Bernarda de Utrera, La Perla de Cádiz, Manolo Caracol, Lola Flores, Rabel Farina, Chano Lobato, Matilde Coral o Juanito Maravilla.

Por otro lado, Antonio Gallardo Molina fue un poeta, escritor, compositor y músico jerezano, que compuso para La Paquera de Jerez uno de sus mayores éxitos, “Maldigo tus ojos verdes”, editado en 1957. También le compondría “Esos 4 capotes”, una pieza menos popular que más tarde, en 2008 recuperaría Miguel Poveda.

“Esos 4 capotes” es una copla por bulerías, un elogio al género, del que Gallado Molina afirma en su poema que “no tiene murallas / y se asoma a la cara de Dios”. Además nos cuenta que la copla es “cejilla de la tonadilla / para que caigan de rodillas / los que saben entender”.

En la letra Sevilla y Jerez se tratan como las cunas del cante, del flamenco, de lo jondo, y sigue la poesía con una retahíla de artistas de copla: Concha Piquer, Juanita Reina, Lola Flores y La Paquera de Jerez (quienes componen la brega de esos cuatro capotes), una lista a la que Miguel Poveda decidió añadir a Isabel Pantoja en la segunda parte. Todas las artistas nombradas son sevillanas o jerezanas (excepto Concha Piquer, que era valenciana).

Podríamos considerar el poema de Antonio Gallardo un elogio a la copla que en tantas ocasiones se ha enriquecido del flamenco, y viceversa, porque cuando un flamenco tira por coplerías, el tiempo se detiene y hace las delicias de los paladares más exquisitos.

La pieza está orquestada por la OBC (Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Cataluña), dirigida por el músico catalán Joan Albert Amargós y acompañada a la guitarra por el también catalán Juan Gómez “Chicuelo”. Fue interpretada y grabada en directo en el 4 de agosto de 2007 en el Auditorio Jardines del Castillo dentro del XXI Festival Castell de Peralada, un proyecto que nació en el año 2000 bajo el nombre “Flamenco en Orquesta”, que fue estrenado en el Festival de Barcelona GREC y que ha sido interpretado junto a diferentes orquestas como la Malmö Symphonic Orchestra o la Orquesta Nacional de España.

Miguel Poveda está sublime, deshecho en esta copla flamenca por bulerías a la que imprime todo su gusto bajo unos increíbles arreglos sinfónico-flamencos. El resultado es espectacular, como para hacer caer de rodillas a los que saben entender.

En San Telmo se asoma a sus playas,
en la plazuela tres vueltas al sol
y la copla no tiene murallas,
y se asoma a la cara de Dios.

Porque Sevilla, Sevilla y Jerez,
son la octava maravilla del jardín de mi querer.
Copla que es cejilla de la tonadilla,
pa’ que caigan de rodillas los que saben entender.

Traigo cuatro capotes de brega,
la Piquer, Juanita y el sol,
y una Paquera trasminado a bodega
y Lola que llega con peina mantón.

Jerez y Sevilla, Sevilla y Jerez,
son la octava maravilla del jardín de mi querer.
Copla que es cejilla de la tonadilla,
pa’ que caigan de rodillas los que saben entender.

Traigo cuatro capotes de brega:
Isabel, Juanita y el sol,
y una Paquera trasminado a bodega
y Lola que llega con peina mantón.

De la voz de estos cuatro colores
se vistió de primavera.
A Dolores, la llamo Lola Flores,
y al cante gitano lo llamó Paquera.

Web de Miguel Poveda

3 comentarios:

  1. hola! tio me encanta la página, enhorabuena y gracias por hacernos saber cosas sobre los nuevos tiempos de la copla, a seguir asi y q la pagina vaya para delante, saludos.
    Salva

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por dedicar tu tiempo a los demás con estás magníficas entradas. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Javi. Es un placer dedicar mi tiempo a la cultura y los demás con entradas como esta. Mi más sincero abrazo.

    ResponderEliminar